Entrevista a Josep González, presidente de la patronal PIMEC

Entrevista a Josep González, presidente de la patronal PIMEC

“Tras un restaurante de éxito,
siempre hay un buen gerente”

“A lo sumo fracasa el proyecto, pero no el empresario”

CMGroup – Jordi Vilagut. Barcelona

pimecJosep González fue cocinero antes que fraile. Y, antes que cocinero, inquieto y primerizo fraile autodidacta. Todo ello, claro está, en sentido figurado y refiriéndonos al sector empresarial, hábitat al que ha estado vinculado prácticamente toda su vida. Si inicialmente demostró maneras buscándose la vida para costear sus adolescentes hobbies, posteriormente colaboró con empresarios desde su posición de directivo para, finalmente, cruzar esa línea que lo separaba del desarrollo de sus propios proyectos. Una línea que al presidente de PIMEC lo llevó a una posición en la que, señala, “percibes que no tienes a nadie más detrás para asumir responsabilidades…”. Con él compartimos recientemente mesa y mantel en Casa Alfonso.

-¿Cuándo decidió usted que quería ser empresario?

-Pues desde muy joven. Creo que descubrí mi vocación cuando tendría 14 ó 15 años y empecé a hacer pequeños negocios para hacer frente a mis gastos de fin de semana.

-¿De qué negocios hablamos?

-Pues desde hacerme representante de la Clínica Alianza, hasta ayudar en un molino de pienso, cuidar conejos o vender chatarra. Ésa recuerdo que fue mi primera actividad: buscar chatarra de la guerra. Mi pueblo, Llimiana, en el Pallars Jussà, era una zona que había sufrido el azote de la Guerra Civil, por lo que resultaba relativamente fácil hallar metales y había gente dispuesta a comprarlos.

-¿Puede considerarse heredada esa inquietud?

-Posiblemente. Mi padre había sido empresario; un hombre afectado por la Guerra Civil, tanto por el propio conflicto bélico como porque éste fue el responsable de la pérdida de su negocio: una empresa dedicada a la fabricación de mosaico ubicada en La Pobla de Segur. Hablar de todo ello era un tabú, pero yo conservo documentación que acredita cuán angustioso debió resultar para él la situación que vivió en esos años.

-¿Cómo recuerda su infancia?

-Supongo que mi infancia fue similar a la del resto de mis amigos y compañeros de juegos. Era un chico un tanto travieso, a quien le gustaba mucho leer, el colegio y las matemáticas.

-En una zona donde los embutidos gozan de un reputado prestigio.

-Así es. En el Pallars disfrutamos de buenos embutidos, en especial del célebre xolís, mi preferido. Aprovecho en mis visitas a la zona para hacer acopio de ellos, y voy a distintos establecimientos, pues uno tiene el mejor xolís, otro la mejor butifarra…

“En la mesa me manejo muy bien,
pero en la cocina, muy mal”

 

-¿Cómo se maneja usted culinariamente?

-En la mesa, muy bien; pero en la cocina, muy mal. A la hora de comer, no tengo preferencias, pues soy muy polivalente. Disfruto igual con un guisado que con un “trinxat” de verduras. Pero en la cocina sólo soy capaz de preparar el alioli de membrillo. Es algo que me propuse por tradición familiar, pues a mí siempre me ha encantado y mis padres siempre procuraban que en casa no faltara. Mi madre era una excelente cocinera y experta y mi padre también era un experto en preparar caracoles guisados con conejo. Quise imitarle también en esa faceta pero no lo logré. Ahora me asesora mi tía en su preparación.

 

-¿Cómo conoció Casa Alfonso?

-Gracias a un amigo, Carlos Rodríguez, con motivo del 75º aniversario de este establecimiento. Me conquistó su entorno, su atmósfera acogedora, la calidad de sus platos.

 

-¿Qué platos le seducen más?

-Me decantaría por las croquetas de chocolate, aunque también me conquistó el “Alfonsito”, el chupito de café irlandés.

 

 

-¿Alguna sugerencia gastronómica para incorporar a su oferta?

-Pues propondría los torreznos de Soria como aperitivo y, por otra parte, la pluma ibérica y los canelones de manitas de cerdo.

 

-¿Qué caldos escogería para acompañar estos platos?

-En Cataluña tenemos vinos insuperables, pero por apego a mi tierra me decantaría por un Costers del Segre. En Tremp y pueblos vecinos tenemos 3 ó 4 bodegas excepcionales.

-Es más de vino que de cava…

-Me gustan tanto el vino como el cava, pero el vino es más transversal. El cava lo asocio más a momentos en los que aprieta el calor y apetece refrescar la garganta.

 

“Un restaurante
es una actividad altamente compleja”

-¿Qué dotes de empresario son necesarias para regentar un restaurante?

-Sobre todo, hay que ser organizado, pues ésta es una actividad altamente compleja. Asimismo, es necesaria la sensibilidad ante el cliente. Y, en la medida de lo posible, interesa que conozca la cocina. Aunque ser un buen cocinero y un buen gerente no siempre van unidos, sí es cierto es que, tras un restaurante de éxito, siempre hay un buen gerente.

-Y, en general, ¿cuáles son las cualidades que debe exhibir un empresario?

-Tiene que ser emprendedor, imaginativo y honesto. Además de ser honesto, debe ser percibido como tal, pues para liderar un equipo es preciso que éste perciba tu honestidad. Un empresario tiene que ser ambicioso, mantener su confianza en su proyecto y ser perseverante, porque las cosas a menudo se tuercen. Y es en los momentos difíciles cuando tienes que demostrar tu valía como empresario.

 

-El empresario, ¿nace o se hace?

-Nace, mayormente, pero también se hace. Creo que se lleva en los genes, pero esa inquietud emprendedora se va alimentando con el paso del tiempo; el empresario va creciendo y aprendiendo de manera continuada.

 

-Y curtiéndose en ocasiones a golpe de fracaso…

-Cuando decides emprender tienes que ser consciente que te asomas a la posibilidad del fracaso. Pero esto no debería preocupar al empresario. Y, en cualquiera de los casos, ser conscientes que, a lo sumo, fracasa el proyecto, pero no el empresario. El auténtico empresario siempre busca una segunda oportunidad, y éste es un aspecto sumamente importante al que en este país se le ponen muchos obstáculos. Mientras que en Estados Unidos se procura brindar nuevas oportunidades a los empresarios honestos, aquí siempre te acaban persiguiendo los fantasmas de Hacienda, Seguridad Social, entidades financieras, acreedores…

 

-¿Qué propone, al respecto?

–Que a los empresarios que han tenido un comportamiento honesto se les libere de esa mochila histórica. Al igual que existen quitas para los acreedores, Hacienda o la Seguridad Social deberían considerar las condonaciones. Recientemente hemos conseguido que la ley española contemple que, a los 5 años, se libere a los empresarios de las obligaciones de atender esas deudas. Hasta ahora nunca se había habido una propuesta de esta naturaleza. Aun así, desde PIMEC consideramos que es demasiado, y que el plazo máximo no debería exceder los 3 años.

 

-Supongo que en los últimos años ha habido bastantes empresarios afectados por esa situación.

-Sí. Es un tema que conocemos profundamente porque creamos precisamente la Fundación Social PIMEC para atender a empresarios cuyos proyectos habían fracasado y encontraban problemas para hallar financiación para sus nuevas iniciativas. En este periodo de crisis habremos atendido a cerca de setecientos empresarios que se han visto en una situación comprometida, al haberse quedado sin proyecto ni patrimonio, pues en algunos casos han tenido incluso que sacrificar su vivienda. En estos últimos años se ha cuidado mucho al nuevo emprendedor y poco al empresario; lo cual es perjudicial e injusto, porque el empresario es emprendedor a diario.

 

-¿Diría que la figura del empresario no está suficientemente reconocida por la sociedad?

-Todo lo contrario: está denostada, aunque ha mejorado algo. Existe un sentimiento negativo hacia el empresario, pues en ocasiones pesa más la actuación de alguien que no ha actuado de manera correcta que la práctica mayoritaria. No se valora suficientemente que un empresario genera inversiones, puestos de trabajo, recursos procedentes de los impuestos que revierten en las inversiones públicas, formación… En ocasiones eso afecta a la continuidad de ciertas empresas, pues la siguiente generación desestima asumir esa responsabilidad por lo que todo ello conlleva.

 

 

“Estamos asistiendo a un genocidio de las empresas”

-En nuestro país prolifera la microempresa…

-En cualquier país las pequeñas compañías suponen el 99% del tejido empresarial. Pero también depende de cómo se contabilice, pues en Estados Unidos toda organización por debajo del medio millar de trabajadores es pequeña empresa. Si en nuestro país nuestras empresas no son mayores es por distintos factores: por tamaño del país, por haber llegado tarde a la industrialización, por el retraso en la internacionalización… pero después hay un factor sistemático y flagrante como es la morosidad que sufrimos las pymes. Las empresas del Ibex pagan a 180 días, cuando la ley habla de 30+30. Estamos asistiendo a un genocidio de las empresas, pues en estas condiciones, la empresa no puede crecer, ya que los márgenes no resuelven la financiación. Si tus ventas caen, tienes margen de maniobra; pero los problemas financieros son difícilmente superables y se han llevado muchas empresas por delante. Todo esto frena la dimensión de nuestras pymes. Pero eso no es todo…

 

-¿Hay más?

-La fiscalidad también nos penaliza. Hasta esta última reforma no había habido premio para el empresario que reinvirtiera los beneficios en la compañía. Incluso se gravaba con impuesto de transmisiones patrimoniales a quien destinaba sus recursos particulares a la empresa. La política sindical también propicia que se autolimite la dimensión de la compañía, ya que a partir de un determinado número de trabajadores se exige mayor representación sindical. Asimismo, cuando la facturación supera los seis millones de euros los controles fiscales son más rigurosos, lo cual supone un desincentivo. Por otra parte, el talante de nuestro empresariado es muy individualista. Sería necesario impulsar políticas que promovieran las fusiones, pero hay mucho empresario que prefiere morir en solitario que sobrevivir acompañado…

 

-Iba a pedirle un consejo para los nuevos empresarios, pero estoy viendo que lo importante es vigilar la financiación…

-Así es, porque pueden albergar proyectos ilusionantes, pero al principio o al final necesitarán financiación. Es cuando se crece que se necesita tanto o más la financiación. Pero, al margen de ello, deben mostrar ambición, coraje y perseverancia. Y, por supuesto, que esos proyectos ilusionantes no falten.

 

-¿Admira usted a algún empresario en especial?

-A todos en general. He tenido la suerte de contar, siendo directivo, con empresarios de alta talla de los que he aprendido mucho; al igual que actualmente me sorprendo de la profesionalidad de algunos de los empresarios a los que visito y que merecerían un monumento por lo que han sido capaces de edificar. Por experiencia, por haber ocupado puestos de alta dirección sin ser empresario, sé lo que supone asumir esta responsabilidad. Porque tanto un directivo como un empresario pueden llevar a cabo una gestión excelente, pero mientras el directivo sabe que detrás siempre hay un empresario que afrontará la última responsabilidad, el empresario sabe que detrás suyo no tiene a nadie…

 

-Sospecho que, como empresario, poco tiempo libre le resta…

-Sospecha bien, porque incluso aprovecho los sábados y domingos para resolver algunas tareas que el día a día me lo impide. Aun así, cuando puedo procuro satisfacer dos de mis aficiones, como es ir al cine o andar. He recorrido todo el Camino de Santiago, en cuatro etapas. Y ahora estoy realizando la ruta catalana del Camí de Sant Jaume, también en distintas etapas. Empezamos en El Port de la Selva y hemos llegado ya hasta Montserrat. La ventaja de esta ruta es que te permite aprovechar el fin de semana para, en dos días, completar un buen tramo.

 

-¿Le resta alguna asignatura pendiente?

-Como patronal, nos gustaría seguir llevando a cabo iniciativas de apoyo al empresario. Una de las más gratificantes, sin duda, ha sido ayudar a estos empresarios que han visto fracasar sus proyectos. Desearíamos, también, conseguir que esta labor que estamos desarrollando tuviera en su día el reconocimiento que se merece.

 

2017-04-20T21:05:05+00:00